Uroboros

The REcap | El virus Uroboros: un paso a la saturación global

La historia de Resident Evil ha traído el ascenso y descenso de villanos y compañías malvadas, pero el peligro biológico está lejos de terminar.

Ya ha pasado más de un año desde que comenzamos contigo este viaje por los sucesos y las historias más icónicas de Resident Evil, pero aún estamos muy lejos de llegar al final de este camino.

Hoy traigo conmigo una explicación que está fuertemente relacionada con muchas cosas que ya debiste haber aprendido, tales como quién es Albert Wesker; qué rayos es el virus Progenitor y cuán importante es Tricell en las entrañas de Resident Evil. Así que si todavía te consideras una persona ajena a estos temas, te invito a visitar nuestros artículos previos para que vuelvas con todo el expertise a este nuevo capítulo.

Este REcap tratará sobre el virus Uroboros, una amenaza que se pronunció por primera vez en Resident Evil 5 (2008) pero que continuó provocando estragos en más momentos de la serie.

El virus Uroboros ¿qué demonios es?

Quizás mis palabras se vuelvan monótonas al repetir esto que ya hemos mencionado antes: casi todos los villanos de Resident Evil tienen algo en común. Bajo sus propias creencias y fines, sus historias convergen en la una sed enfermiza por la perfección de la raza humana. El virus Uroboros es uno de los ejemplos más sólidos de esta idea.

Luego de que Albert Wesker decidió emprender su propio camino, incluso participando en los eventos que pusieron un punto final a Umbrella, su meta fue desarrollar un virus que pudiera superar por mucho a lo que sus viejos colegas habían hecho hasta ese momento. Como buen emprendedor esa no fue una tarea sencilla.

Wesker pasó años trabajando desde las sombras mientras sus aliados estaban presentes en eventos de suma importancia para sus investigaciones. Sus vivencias y la revelación de su verdadero origen fueron un escenario de inspiración para el científico que ya estaba invadido por ira y ambición.

En términos generales, el virus Uroboros es la gran creación de Wesker, una variante más del virus Progenitor que, irónicamente, da seguimiento a las ideas utópicas de Oswell E. Spencer con respecto a que la humanidad necesitaba una purga para poder avanzar.

El desarrollo del virus comenzó en 2006 y las investigaciones principales –en las que participó Tricell con infraestructura– se llevaron a cabo precisamente donde todo empezó: en las tierras africanas de los Ndipaya.

Como es costumbre, los investigadores llevaron a cabo pruebas en la población y se dieron cuenta de que un porcentaje muy, muy bajo de esta era incapaz de sobrevivir a los estragos del virus Progenitor –y no entiendo por qué Wesker no sabía eso, después de tantos años de experimentar con el virus–.

Pero en la historia de Wesker había una cosa de suma importancia de la que él tenía conocimiento: Jill Valentine.

Rebobinemos a la noche del 28 de septiembre de 1998

Cuando Umbrella desplegó al Nemesis en Raccoon City, la misión de este ejemplar era aparentemente sencilla: eliminar a todos los testigos del incidente en las montañas Arklay. Esa noche, el parámetro era cumplido por dos S.T.A.R.S. desafortunados que seguían en la ciudad: Brad Vickers y Jill Valentine.

La misión de Nemesis era eliminar a los S.T.A.R.S. sobrevivientes

Como podrán recordar, Brad fue víctima de una muerte violenta en manos de Nemesis y posteriormente la infección lo convirtió en un zombi. Para Jill las cosas fueron diferentes, ella logró destruir a Nemesis, pero lamentablemente su cuerpo fue infectado con el t-Virus antes de conseguirlo.

A pesar de que Carlos Oliveira logró salvar su vida con ayuda de la vacuna desarrollada por el Doctor Bard, el gran descubrimiento posterior fue que Jill en realidad resistió gracias a que una mutación en su cuerpo desarrolló una cepa que le brindó cierta inmunidad al virus. La posibilidad reside en su exposición a éste en la mansión Spencer meses atrás.

Carlos Oliveira consiguió salvar a Jill antes de que fuera demasiado tarde

Antes del remake de 2020 era algo difuso el motivo por el que Wesker tenía conocimiento de esta información, pero podía asumirse fácilmente el rol de Nicholai Zinoviev y todos los datos que estuvo capturando sobre Jill y sus momentos de batalla con Nemesis. Umbrella tuvo parte de esa data en sus manos, y Wesker se la llevó toda en 2003.

Como curiosidad de Resident Evil 3 (2020), pese a que la misión de Nicholai es prácticamente la misma que en su versión original, se ha llegado a creer que el misterioso “otro empleador” al que también le está recogiendo información podría ser Wesker. Esto tendría sentido si consideramos la cercana relación de Zinoviev con el viejo rival de Albert, Sergei Vladimir.

Así también como las intenciones de Capcom para relacionar un poco más el arco argumental de un posible remake de Resident Evil 4 con esta nueva versión de la historia. La nueva relación del parásito de Nemesis con Las Plagas fue un paso que dio pie a esta especulación.

Sea como haya sido, la misma noche que Wesker asesinó a Spencer recibió justo la sorpresa que estaba buscando: Jill y Chris se encontraron y lucharon con él en el hogar europeo del último cofundador caído de Umbrella.

Este melodramático encuentro concluyó en Jill sacrificando su vida para salvar a Chris, arrojándose por una ventana que daba hacia el precipicio para llevarse a Wesker consigo y eliminarlo de una buena vez.

La buena noticia es que Jill sí logró salvar a Chris, y en malas… hay varias. Primero, que gracias a sus habilidades, Wesker resistió a la caída; luego, que la misma caída dejó a Jill inconsciente y que eso la volvió el nuevo conejillo de indias para la investigación de Wesker.

La B.S.A.A. emprendió una exhaustiva búsqueda con el fin de hallar los cuerpos de Jill y Wesker pero no consiguieron lograr el objetivo. Así que la organización declaró que ambos estaban muertos y a Jill se le rindió un homenaje, así como el título de mártir en las filas del equipo.

Complete-global-saturation

Mientras un herido Chris decidía no rendirse y seguir investigando formas de eliminar el bioterrorismo, otras cosas ocurrían en los laboratorios de Wesker.

Los anticuerpos del t-Virus que reposaron por años en el cuerpo de Jill fueron un punto clave para reducir la letalidad de cualquier infección provocada por el virus Progenitor. Estos hallazgos –llamémoslo “accidente feliz”– fueron el camino para mejorar al Uroboros, que continuó probando su efectividad por unos dos años, con más sujetos de prueba.

Es importante recalcar que Albert Wesker no quería perder el tiempo autoproclamándose como el nuevo Dios de la humanidad bajo las sombras. Oh, no. Su idea era mucho más radical que incluso la de Spencer.

Uroboros
Urovoros virus

El plan de Wesker era infectar a toda la humanidad con el Uroboros; apoyándose del lanzamiento de varios misiles cargados con él hacia la atmósfera. Así, aquellos que sobreviviesen a la infección serían dignos de continuar su vida en la Tierra, y quienes no, habrían sido purgados de esta hipotética sociedad perfecta.

Afortunadamente para la humanidad, los planes tuvieron alguno que otro contratiempo y cuando finalmente todo estaba listo, fue la B.S.A.A. quien logró intervenir y frenar el ataque bioterrorista, siendo Chris Redfield, Sheva Alomar, Jill Valentine y Josh Stone las piezas clave en esta gran victoria.

La misión fallida de un proyecto exitoso

Como mencioné antes, es en Resident Evil 5 en donde casi todos estos eventos pueden ser presenciados. A lo largo de esta historia queda completamente implícito que las teorías de Wesker sobre el Uroboros trajeron resultados “satisfactorios” para su misión y que finalmente había culminado el proyecto de su carrera.

El simbolismo detrás de esto es simple: cada ser humano infectado con el virus durante el juego que no tuviese una “perfección genética” se convertiría en una víctima letal de éste. La mutación provocada por la infección del Uroboros generalmente era violenta y rápida.

En cambio aquellos con ciertas cualidades, como Jill, sobrevivirían con prácticamente ningún síntoma más allá de adquirir habilidades especiales como mayor resistencia, rapidez, inteligencia y fuerza. Esto también es representado por su comportamiento en el juego.

Jill Valentine Uroboros
Jill Valentine con el dispositivo uroboros

De hecho Jill fue una de las mayores víctimas de la investigación, porque su cuerpo era tan resistente al virus que Wesker tuvo que diseñar un dispositivo que dosificaba los efectos cada que fuera necesario, consiguiendo que ella perdiera completa facultad de sus acciones; aunque no la consciencia.

Chris Redfield y su compañera Sheva consiguieron extraer el dispositivo de su cuerpo y rescatarla del cautiverio. Desde entonces Jill continúa en las filas de la B.S.A.A. y lo último que se ha sabido de ella en la historia de Resident Evil, es que la misma organización la puso en rehabilitación e hizo muchas pruebas con su sangre para averiguar más sobre, quizás, posibles futuras vacunas.

¿Y Albert Wesker? La ironía de todos los villanos de Resident Evil también cayó en él: su propia investigación fue su causa de muerte.

A pesar de que Wesker consiguió infectarse a sí mismo con el Uroboros y, de cierto modo, adaptarse satisfactoriamente a él –recordemos que él y Alex fueron los únicos seres que pudieron soportar los efectos del virus Progenitor en el pasado– fue la debilidad principal de todos los mutantes Uroboros lo que puso un punto final a su vida: el calor.

Albert Wesker Uroboros
Wesker durante sus últimos momentos

Luego de que Chris y Sheva logran frenar el primer ataque bioterrorista con el virus, todos terminan luchando en los adentros de un volcán –ajá, un volcán– y Wesker ve sus últimos momentos dentro de lava hirviendo, antes de ser rematado con dos misiles detonados por los protagonistas desde un helicóptero.

Así es como el legado oscuro de Albert Wesker llegó a su fin, el 7 marzo de 2009.

A pesar de que la humanidad pudo darse un respiro luego de ese suceso, la B.S.A.A. no contaba con que esta no sería la única cosa que escucharían sobre el virus Uroboros. Hubo una persona que continuó los pasos de Albert: nada más y nada menos que Alex.

Pero, oigan, antes de llegar a ese momento hay algunas cosas que tenemos que enseñarles primero. Así que no se olviden de seguir esta sección, porque créanme, las cosas se pondrán todavía más emocionantes.

Más contenido: Road to the Village, The REcap

Previous Post
Raccoon T-Files

Conoce a Raccoon T-Files un nuevo proyecto de Resident Evil

Next Post

Únete a Umbrella con estos nuevos relojes inspirados en RE

Related Posts