Lady Dimitrescu

Virology | Hipotetizando la hematofagia de Lady Dimitrescu

Aunque Resident Evil Village parezca inclinarse por lo sobrenatural con su temática de vampiros y hombres lobo; en realidad podría basar sus nuevas armas bio-orgánicas en ocurrencias biológicas, genéticas y psicológicas.

Las hipótesis que rodean a Lady Dimitrescu y sus “hijas” no han cesado desde que las conocimos hace ya unos meses. ¿Serán producto del virus Progenitor? ¿Por qué tienen tantos años de vida? ¿Necesitan consumir sangre o lo hacen por placer? ¿Ahora existen vampiros en Resident Evil? Si bien las respuestas llegarán en mayo, todavía estamos a tiempo de especular un poco. Hoy podemos dar una explicación a por qué Lady Di y sus seguidoras practican la hematofagia.

Vampiros “reales” y de ficción

Primero hablemos del vampirismo. La creencia de la existencia de vampiros al parecer ha acompañado a la humanidad desde tiempos inmemoriales; aunque dependiendo de la cultura las características de los vampiros cambiaban significativamente. Es especialmente en el siglo XVIII cuando el vampiro cobra más relevancia, sobre todo por su importancia en la literatura.

Sin embargo, la concepción actual de los vampiros es muy diferente a la folclórica (como el hecho de tener que permanecer alejados de la luz); por lo que nuestros vampiros y la explicación biológica correspondiente aplica a cambios que se dieron en el siglo XIX y relatos posteriores.

… Aunque sin llegar al siglo XXI, por favor.

Vlad Tepes se está retorciendo en su ataúd

Esta explicación está asociada a las porfirias, un grupo de enfermedades sumamente raras de la sangre. Algunas de ellas tienen entre sus consecuencias heridas en la piel al exponerse a la luz.

Como solía ocurrir antes, cuando una enfermedad misteriosa aparecía los médicos intentaban curarla de formas extrañas (y bastante radicales); por lo que no sería sorpresa que a un paciente incapaz de exponerse a la luz sin sufrir importantes lesiones en la piel se le recomendara ingerir sangre. De ahí que de entonces se alimentaran y modificaran los mitos de los vampiros.

Fuera de la creencia del ser fantástico, actualmente el vampirismo se considera como una enfermedad mental; existen personas que fervientemente creen necesitar de la hematofagia (es decir, de consumir sangre) para sobrevivir.

A lo largo de la historia, diferentes culturas han dado propiedades sobrenaturales a esta práctica, como obtener la esencia o fuerza de un rival caído. Pero la evidencia científica muestra que puede ser incluso perjudicial.

La hematofagia, los verdaderos “vampiros”

Consumir sangre de forma exclusiva, lo que conocemos como hematófagos obligatorios, es algo limitado a solo algunas especies. La sangre no es una buena fuente de nutrición a menos que se tenga establecida toda una maquinaria biológica para aprovecharla.

Por otra parte, están los hematófagos facultativos, animales que pueden perfectamente conseguir nutrientes de otras fuentes como frutas; y solo alimentarse de sangre para determinadas funciones.

Un ejemplo de los primeros son las chinches, y de los segundos, aunque no lo creas, son los mosquitos, quienes se alimentan de polen y jugo de frutas, y solo las hembras, al poner huevos, necesitan consumir sangre.

Muchos otros animales, se podría decir, que practicamos de cierta forma la hematofagia al consumir alimentos derivados de la carne; incluso existen platillos especializados con la sangre como ingrediente clave, pero de forma estricta no se considera a tales animales como hematófagos.

Solo tres especies de murciélagos recurren a la hematofagia
Erróneamente mucha gente considera a los murciélagos hematófagos, en realidad, de entre miles de especies, solo tres lo son
La hipótesis de Lady Dimitrescu con el virus Progenitor

Entre los fanáticos inmediatamente comenzó a hacerse popular la “teoría” de que Lady Di fue infectada por el virus Progenitor o las Plagas. Con la primera estoy de acuerdo, con la segunda no, y a continuación explicaré un poco la hipótesis que formulé al respecto, mezclando ciencia real con la ficción a la que Capcom nos tiene acostumbrados.

Como bien sabemos, Alcina tiene al menos unos 80 años, pero su apariencia nos sugiere a una persona no mayor de 40. Su familia practicaba el sacrificio humano y el vampirismo debido a sus creencias religiosas, aunque no sabemos lo que en realidad originó dichas conductas. Es probable que Alcina haya nacido con algún tipo de porfiria y la receta médica de consumir sangre haya derivado en la práctica ritual, ahora realizada por toda la familia, a la que además incorporaron elementos satánicos.

Dado que este tratamiento no tendría ningún efecto, eventualmente algún médico o científico propuso tratarla con un brebaje o la ingesta directa de Stairway of the Sun, la planta donde crecía el virus Progenitor (claro, sin saber que era el virus y no la planta, la que provocaba los cambios).

Alcina tuvo la suerte de tener la genética que permitía al virus mejorar sus características físicas (así como pasaba con los Ndipaya) sin convertirla en un monstruo o matarla, por lo que al regresar a Europa ahora no solamente su porfiria era más llevadera, sino que las distintas mutaciones del virus en su cuerpo, como su tamaño y sus garras retráctiles, le permitían controlar por medio de la fuerza y el miedo a la población, quienes seguían sufriendo de la hematofagia de la familia Dimitrescu.

demo de Resident Evil Village
¿Apoco le llevarías la contraria?
Lady Dimitrescu y las generaciones posteriores

Estas características eran, evidentemente, deseables de replicar, pero dada la alta letalidad de Progenitor el siguiente paso lógico era darle su sangre a otras personas para ver si su consumo tenía efectos semejantes, de esta forma reforzando las prácticas rituales.

Sin embargo, el consumo directo de la sangre con el Progenitor seguía siendo fatal o convertía a los expuestos en monstruos, como “hombres lobo” (que podría derivarse de la hipertricosis, otra enfermedad de la piel) u otras criaturas, por lo que se necesitaba descubrir otra forma de hacer la transfusión; una de ellas fue por medio de animales hematófagos, como los mosquitos o las moscas.

Al estar dentro de los insectos se podría plantear una nueva mutación del Progenitor, que al ser inyectado en un nuevo huésped como Daniela y sus “hermanas”, provocaría mutaciones parecidas a las de Alcina pero agregando características del insecto, como la necesidad de alimentarse de sangre para ciertos procesos metabólicos.

Así el consumo ritual se mantendría dentro de la familia por sus creencias, pero para las brujas del castillo sería un requerimiento para subsistir, otorgándoles además la posibilidad de controlar a los insectos como ya hemos visto durante el demo Maiden.

Hay enfermedades que han inspirado leyendas y mitos, como las porfirias, que a pesar de no ser la base del vampirismo tradicional podríamos adjudicarles una modificación a dichos relatos en el siglo XIX. Puede que la justificación que haya elegido Capcom para la hematofagia de Lady Dimitrescu poco o nada tenga que ver con las porfirias, pero sería un enfoque científico interesante que considero es fácilmente relacionable con el virus Progenitor.

Como sea, la presencia de los mosquitos o moscas, con las brujas del castillo parece indicar que Capcom opta nuevamente por la ciencia para explicar a sus armas bio-orgánicas, y el mal trago que nos hicieron pasar en Resident Evil 6 y 7 es algo del pasado. Espero así sea, y que también hayan aprendido algo.

Fuentes: 1, 2, 3, 4

Previous Post
Resident Evil: Welcome to Raccoon City

Resident Evil: Welcome to Raccoon City retrasa su fecha de estreno

Next Post
Resident Evil Village Gameplay

Resident Evil Village estrena su primer gameplay en PS4 Pro

Related Posts